Último partido
2
1
 
Próximo partido
3/3/2024
 
Síguenos en Twitter RSS
       Liga / Ex recreativistas
www.recre.org - Resto de la 14ª jornada en el grupo IV

27/11/2023

Resto de la 14ª jornada en el grupo IV
En el grupo II de Primera Federación 

  Recre.org

  Noticia publicada hace 4 meses

 
A la espera de recuperar el partido aplazado ante el Alcoyano este miércoles, y tras el punto sumado en Mérida (0-0), el Recreativo de Huelva es noveno en la clasificación del grupo II de Primera Federación con 20 puntos. Estos fueron los demás partidos de la jornada: 
 
At. Sanluqueño 1 - A.D. Ceuta F.C. 1 
 
La A.D. Ceuta F.C. no pudo conseguir una victoria que rozaba en el descuento, pero un tanto de Zaca en el 93' dejó a los ceutíes con un sabor agridulce. El equipo de José Juan Romero jugó mejor que su rival y se adelantó en el marcador, pero en el tramo final su rival acertó en una de las pocas oportunidades que creó. 
 
El conjunto caballa tenía un duelo interesante ante el Atlético Sanluqueño, que le podría meter en puestos de play-off de ascenso. Pero enfrente iba a tener a un rival muy 'tocado' y que debía ganar para evitar entrar en el descenso. 
 
El técnico José Juan Romero volvió a introducir cambios con respecto al último once inicial. Volvió a colocar a Uche en el mediocentro, tras cumplir su partido de sanción y metió arriba a Pablo. 
 
El partido arrancó bien para el Ceuta, que se plantó en 'El Palmar' con la intención de hacerse dueño de la pelota e intentar tener las mejores oportunidades. La primera no tardó en llegar, en un centro desde el lateral que remató Lolo González, pero el balón salió arriba de la portería rival. 
 
El encuentro se aletargó durante el primer tiempo y no había ocasiones por ningún lado, hasta que en el minuto 24, el colegiado se inventó un penalti en contra del Ceuta. Salto de Lolo con un delantero rival y sin apenas forcejeo, el árbitro señaló la pena máxima. El encargado de lanzarla era Nacho Ramón pero de nuevo salió el acierto de Pedro López, que volvía a ser decisivo para los ceutíes. 
 
De ahí hasta el final del primer periodo pocos acercamientos, muchas paradas y poco tiempo con el balón jugado. Así que era difícil que los dos conjuntos entraran en el área rival. Al final del primer tiempo, el marcador reflejaba el empate a cero inical. 
 
La salida de la segunda mitad fue mejor para el Ceuta, que tuvo su primer acercamiento en el minuto 46, en un remate de Doncel, que salía fuera. 
 
Los de José Juan Romero están mejor metidos en el partido, pero el Atlético Sanluqueño jugaba a la contra para intentar adelantarse en el marcador. En el minuto 50, tuvo una doble oportunidad para conseguir el gol. Primero en un remate de Meléndez y posteriormente en un disparo de Doncel, que sacó en la línea un defensa, en esa jugada se reclamó penalti pero el colegiado no pitó nada. 
 
Seis minutos después otra oportunidad importante para el Ceuta, en un disparo desde la frontal de Meléndez que salió rozando el palo del portero Samu Pérez. 
 
El Sanluqueño despertó y en dos arreones inquietó a la defensa caballa, pero sin llegar con demasiado peligro a la portería del cancerbero Pedro López. 
 
Y cuando mejor estaba el equipo local iba a llegar el tanto del conjunto ceutí. Jugada en banda entre Aisar y Uche, con centro del lateral derecho y remate acrobático de Ñito para conseguir el 0-1. Premio para un Ceuta que lo estaba buscando desde el inicio del segundo periodo de este partido. 
 
Los de José Juan Romero seguían a lo suyo y pudieron conseguir el segundo tanto, en un centro desde el lateral derecho que peinaba Meléndez y no podía rematar Romera. 
 
El encuentro se volvía algo loco y en eso el Atlético Sanluqueño lo intentó aprovechar. Pudo empatar el equipo local y en el minuto 75, contra y remate de Nacho Ramón, que saca bajo palos el defensa Lolo, que lo celebró como si fuera un gol. 
 
El encuentro estaba apasionante y en eso cualquiera podía marcar, pero estaba mejor el conjunto caballa y en el minuto 79 un centro de Doncel, no encontró el pie del delantero Dani Romera. 
 
El tiempo final se acercaba pero el Atlético Sanluqueño no había dicho su última palabra. El técnico introdujo cambios para tratar de mantener el resultado positivo de 0-1, pero todo iba a cambiar en el descuento. 
 
En el minuto 93, el portero Pedro López volvió a surgir con una tremenda parada, pero en el rechace Zaca desde la frontal acertaría con un disparo cruzado, al que nada pudo hacer el cancerbero del conjunto caballa. El marcador ya no se movió más y los ceutíes se tuvieron que conformar con un punto. 
 
AT. SANLUQUEÑO: Samu Pérez; Cortijo (Coke, 72'), Fernando Román, Rojas, Viti; Vacas (Zaca, 72', Bastida; Nacho Goma, Álex Guti (Carrasco, 60'), Nacho Ramón; y Mwepu. 
 
A.D. CEUTA F.C.: Pedro López, Aisar (Fran Rodríguez, 82'), Lolo, Saturday Keigo, Carlos Redru; Uche, Meléndez (Alain, 82'); Pablo García (Dani Romera, 62'), Ñito González (Carnicer, 88'), Doncel (Danese, 82'); y Cedric Teguía. 
 
GOLES: 0-1 Ñito González (63'). 1-1 Zaca (93'). 
 
ÁRBITRO: Antonio Sánchez Sánchez (Extremadura). Amonestó a Lolo González (24′), Fernando Román (82′), Alain (95′)  
 
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 14ª jornada en el grupo II de Primera Federación disputado ante unos tres mil espectadores en El Palmar. 
 
 
Alcoyano 0 - Real Madrid Castilla 0 
 
El próximo rival del Recreativo de Huelva empató sin goles en casa ante el Real Madrid Castilla en un encuentro en el que destacó la falta de puntería de los dos equipos en los metros finales. Mario Martín ha sido titular en el centro del campo pese a estar convocado para viajar con el primer equipo a Cádiz. 
 
El equipo de Raúl fue de menos a más en la primera parte, mostrando una solidez defensiva que parecía haberse perdido en las últimas jornadas. Cerca de la media hora de partido, Aparicio tuvo la primera para el Castilla tras una buena jugada colectiva, pero el delantero tardó en armar el disparo dentro del área tras la gran asistencia de Obrador. El lateral zurdo ha sido, sin duda, uno de los mejores del filial un fin de semana más. Poco después, Manuel Ángel estrelló el esférico contra el poste tras una buena acción de Peter Federico en banda izquierda. 
 
Ya en la segunda parte, Aparicio volvió a desaprovechar una buena ocasión con un cabezazo que no encontró portería tras otro centro de Obrador. En el 53', Lucas Cañizares protagonizó la cantada del partido -y empieza a ser bastante habitual-, pero el Alcoyano perdonó a portería vacía. A partir de ahí, llegó el carrusel de cambios y más ocasiones para el Real Madrid Castilla por medio de David y Mario Martín. Ya en la recta final, Carvajal estuvo cerca de dar la victoria a los blancos tras un centro-chut de David. 
 
ALCOYANO Jaume Valens, Primi, Nieto, Albisua, Imanol (Juanan, 30’), Pradera, Agüero (Sergi López, 82’), Farru, Lara (Armental, 82’), Sergi (Ganet, 64’) y Campabadal. 
 
REAL MADRID CASTILLA: Lucas Cañizares, Obrador, Mario Martín, Theo, Peter (Ribes, 77’), Edgar, Asencio, Lorenzo (Víctor, 77’), Manuel Ángel (David González, 60’), Palacios y Aparicio (Ángel Carvajal, 61’). 
 
ÁRBITRO: Manrique Antequera (c. andaluz). Amonestó a los locales Juanan, Farru y Pradera y a los visitnates Raúl Asencio y Manuel Ángel. 
 
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 14ª jornada en el grupo II de Primera Federación disputado en El Collao. 
 
 
Córdoba 3 - Antequera 0 
 
El Córdoba ha alcanzado una apabullante velocidad de crucero. Los blanquiverdes siguen en una escalada frenética y constante en la clasificación y, tras deshacerse con solvencia del Antequera, ya son terceros a expensas de lo que este domingo haga el Málaga en Murcia, con la cuarta plaza consolidad y una insultante sensación de superioridad sobre su rival. Y es que los de Iván Ania parecieron ganar por inercia ante un conjunto antequerano que llegaba a El Arcángel amenazante, convertido en la revelación del primer tercio de liga, y que se fue goleado y sin prácticamente poder inquietar la portería de Carlos Marín. 
 
En el partido más cómodo del curso, el Córdoba fue capaz de empequeñecer a un Antequera que llegaba crecido pero que sacó a la luz todos sus complejos en El Arcángel, superado por un Córdoba pleno de confianza, que arrolló a su rival en el aspecto físico y con un poderío ofensivo avasallador. Los de Javier Medina, un equipo que juega buen fútbol pero que carece de hombres desequilibrantes en ambas áreas, comprendieron pronto que la de este sábado no sería su noche. 
 
Las notas de los jugadores del Córdoba CF ante el Antequera 
Pese a la fatiga acumulada después de jugar dos partidos en apenas cuatro días, Iván Ania solo introdujo un cambio en su once inicial. Como era de esperar, Isma Ruiz recuperó su sitio en la medular junto a Diarra, en detrimento de Recio, para dotar así de más piernas y ritmo al centro del campo ante un Antequera que, si por algo destaca, es por su capacidad de acumular jugadores de talento en la parcela ancha del terreno de juego. 
 
El técnico asturiano tenía claro que el partido ante el Antequera tenía que ganarse desde el dominio en el centro del campo y fue por eso, precisamente, por lo que a su equipo le costó de inicio. Los malagueños se hicieron dueños del esférico en el primer cuarto de hora y marcaron el ritmo del juego ante un Córdoba C.F. sin urgencias. Fruto de ese protagonismo, el equipo de Javier Medina tuvo la primera ocasión del partido, con un balón parado que Pavón cabeceó en el área tras ganarle la marca a Diarra, obligando a Carlos Marín a hacer una brillante parada. 
 
El Córdoba trató de responder con velocidad y ataques verticales por bandas, con Adilson Mendes y Carracedo especialmente activos. El lisboeta generó la primera gran ocasión de los blanquiverdes, con una acción en la que dejó atrás a Fomeyem y David Rodríguez de una tacada, para sacar un centro raso que Casas no empujó a gol por centímetros. Fue el primer aviso del conjunto cordobesista, que pareció desperezarse a partir de entonces y arrebató el dominio del encuentro al Antequera. 
 
Con los malagueños jugando bien en el centro del campo pero sin la mordiente necesaria en ataque para hacer daño, el Córdoba golpeó en una faceta que cada vez domina más: el balón parado. Una falta lateral magistralmente botada por el exrecreativista Kike Márquez la cabeceó Lapeña, encontrando una gran parada de Eric Puerto, al que le faltó fortuna cuando el balón chocó contra el poste y volvió a los dominios del riojano, que empujó a placer el esférico para poner por delante a su equipo. 
 
Ese gol terminó por propiciar el cambio definitivo en el mando del partido. El Córdoba ya fue desde ese momento, y hasta el final de la primera parte, el equipo que llevó la manija y que más trato de buscar la portería rival, con un Antequera diluido y sufriendo por momentos para contener a los blanquiverdes. Aunque no hubo ocasiones claras en ese tramo final del primer acto, la mejor noticia para el Córdoba fue la comodidad con la que alcanzó el intermedio, con Carlos Marín como espectador de lujo y el balón muy lejos de su portería en todo momento. 
 
Si el partido ya estaba bien encaminado, en el arranque del segundo acto quedó rápidamente fulminado. Una brillante acción de Diarra en el centro del campo le permitió dejar atrás a dos contrarios y filtrar un pase a la espalda de la defensa que Adilson Mendes picó con habilidad por encima de Eric Puerto. El 2-0 mató al Antequera, si es que no lo estaba ya. Y el daño pudo ser pero si Kike Márquez hubiese aprovechado un buen pase de Carracedo que el capitán envió por encima de la meta visitante. 
 
Con el Córdoba jugando a placer, el infortunio se cebó con el Antequera a la hora de juego, cuando un gran centro de Carracedo lo cabeceó Fomeyem de manera certera contra su portería. La jugada tonta del partido que terminó de enterrar cualquier esperanza del conjunto malagueño. 
 
Con el partido ya convertido en un baño y masaje de los blanquiverdes, Iván Ania hizo cambios rápidamente, aunque no pudo evitar que Calderón se marchase con molestias tras una acción de ataque. Debutaron los jóvenes Óscar Jiménez y Paco Fernández y regresó Kuki Zalazar para dar algo de aliciente al tramo final de un partido plácido para el Córdoba CF que corona una semana espectacular con pleno de nueve puntos y un salto en la clasificación que supone un antes y un después en la temporada. 
 
CÓRDOBA: Carlos Marín; Albarrán, Lapeña, Gudelj, Calderón (Iván Rodríguez, 72'); Isma Ruiz, Diarra; Carracedo (Simo, 72'), Kike Márquez (Kuki Zalazar, 63'), Adilson Mendes (Paco Fernández, 84'); y Casas (Óscar Jiménez, 72'). 
 
ANTEQUERA: Eric Puerto; David Rodríguez, Fomeyem, Pavón, Yeremy (Michael Conejero, 66'); Nacho Pais (Destiny, 56'); Loren, Chema, Álex Marcelo, Ale García (Ale Marín, 56'); y Luismi Redondo (César Sousa, 66'). 
 
GOLES: 1-0 Lapeña (23'). 2-0 Adilson Mendes (47'). 3-0 Fomeyem (60', p.p.). 
 
ÁRBITRO: Martínez Montalbán (c. murciano). Amonestó al local Albarrán (77'). 
 
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 14ª jornada de liga en el grupo ii de Primera Federación disputado en El Arcángel ante 11.911 espectadores. 
 
 
U.D. Ibiza 2 - Castellón 0 
 
Si alguien pensaba que el Castellón tenía el camino despejado hacia el ascenso, ayer despertó de golpe de su ensoñación para comprobar que el camino será largo y que el conjunto albinegro todavía tendrá que sufrir si quiere abrazar su objetivo a final de temporada. El encargado de demostrárselo fue el Ibiza, su perseguidor en la tabla y que ayer se situó a un punto tras imponerse por 2-0. Sin hacer mucho pero con un jugador diferencial como Gallar, el Castellón, que dispuso de sus oportunidades, se marchó de vacío. 
 
El Castellón se hizo con el esférico desde el inicio y comenzó a merodear el área del Ibiza. Con dos nueves como De Miguel y Gronning, el cuadro de Schreuder intentaba aprovechar la presencia de sus dos puntas para generar peligro. Y lo hizo con un centro medido de Medunjanin que el atacante danés mandó al larguero con la cabeza. Bien plantado y con el bosnio algo más retrasado en la medular, el Castellón controlaba el partido y buscaba crear peligro por la parte derecha donde Manu Sánchez percutía con su insistencia habitual. El Ibiza se defendía aunque el cuadro local apenas pisaba el área de Gonzalo. Lo hizo superados los veinte minutos en una buena combinación entre Soko, que pivotó en la frontal para asistir a Gallar cuyo disparo se marchó fuera pegado al palo de Gonzalo. 
 
De hecho, el paso de los minutos vio como el Ibiza le iba discutiendo más el control al Castellón hasta que logró plasmarlo en el marcador. Tras una pérdida de Raúl Sánchez en la frontal del área rival, que el madrileño pidió como falta, el equipo balear montó un contragolpe que condujo Gallar. El mediapunta, que había perdonado en la primera, se inventó un pase delicioso que recordó al mejor Laudrup con la permisividad de la defensa albinegra para que Obolski conectara un disparo que superó a Gonzalo. 
 
El Castellón quedó tocado y vio como el rival se crecía en busca de asestar un segundo golpe. Los albinegros ya necesitaban llegar al descanso para ordenar sus ideas y afrontar la segunda mitad con el reto de darle la vuelta al choque. Pese al marcador adverso, Schreuder mantuvo el plan inicial, esperando que su equipo reaccionara y lograra nivelar el marcador. Y estuvo cerca de conseguirlo porque Gronning demostró que por alto es un futbolista capaz de generar peligro. Como en la primera parte, Medunjanin le puso dos balones medidos que el danés remató aunque no logró encontrar portería. 
 
Visto que el gol no llegaba, el preparador neerlandés movió sus piezas y puso de una tacada a De León, Traoré y Moyita sobre el césped en lugar de Manu Sánchez, Raúl Sánchez y el propio Gronning. Poco tardó el atacante malí en disponer de una de las ocasiones más claras tras un chut de Medunjanin que desvió el meta ibicenco pero el rechazo le llegó a los pies de Traoré que, solo en el interior del área, mandó el balón a las nubes.En cambio, el Ibiza, que apenas había visto a Gonzalo en la segunda parte, le asestó un nuevo golpe al Castellón a veinte minutos del final. Gallar puso un centro lateral al corazón del área donde el central Escassi remató a placer para poner el 2-0. 
 
Aunque había tiempo, la misión ya parecía muy complicada ante un rival con oficio y al que es complicado tumbar cuando se pone por delante. La última bala de Schreuder fue Isra Suero pero su equipo ya no encontró respuesta para marcar mientras que el Ibiza aún pudo lograr una ventaja mayor si sus delanteros hubieran tenido algo más de acierto. 
 
U.D. IBIZA: Reynet, Medina, Escassi, Olaortua, Jiménez, Eugeni (Cedric, min. 90), Fausto Tienza, Alex Gallar (Olabe, min. 85), Soko, Arroyo (Suleiman, min. 62) Obolskiy (Rubén, min. 90). 
 
CASTELLÓN: Crettaz, Chirino, Iago Indias (Suero, min. 82), Salva Ruiz, Calavera, Cristian (Julio Gracia, min. 90), Medunjanin, Manu Sánchez (Moyita, min. 62), Raúl Sánchez (Traoré, min. 62), Gronning (De León, min. 62) y De Miguel. 
 
Goles: 1-0: Obolskiy; 2-0: Escassi (69'). 
 
ÁRBITRO: Bueno Prieto (Comité madrileño). Amonestó al local Medida y a los visitantes De Miguel y Traoré. 
 
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 14 del grupo 2 de Primera Federación, disputado en el Municipal de Can Misses. 
 
 
Recreativo Granada 0 - At. Baleares 2 
 
Dos zarpazos en el arranque y mucho orden defensivo en todo el encuentro fueron los ingredientes del Atlético Baleares este domingo para cocinar su primera victoria como visitante de la temporada frente al Recreativo Granada en la ciudad deportiva del club franjirrojo (0-2). 
 
Los futbolistas dirigidos por Juanma Barrero lograron sobreponerse a la derrota ante el líder, suman el tercer triunfo en catorce jornadas y alcanzan los once puntos en la tabla para superar a un rival directo por la permanencia como el filial granadinista. 
 
El entrenador extremeño introdujo tres variaciones en su once inicial. La primera en la portería, obligada por la lesión de Jero Lario, dando entrada a Ramon Vila. Miguelete Ramírez ocupó la banda derecha sacrificando a Víctor Pastrana y, por la izquierda, Roberto Alarcón hizo lo propio por el canterano David Ortega. 
 
Golpearon primero los balearicos a los 50 segundos tras el pitido inicial. Sacó de banda David Forniés para Roberto Alarcón quien, desde la izquierda, metió un centro en el corazón del área que Miguelete, con la espuela, aprovechó para batir al metal local Adri López (0-1). 
 
El gol condicionó al filial del Granada que, con más precipitación que acierto, no lograba sorprender al ordenado entramado defensivo del Baleares. Tuvo que ser a balón parado, con una peligrosa falta en la misma línea de la frontal del área, que Pablo Sáenz puso a prueba a Vila al paso por el ecuador del primer tiempo. 
 
Los blanquiazules doblaron su ventaja con un gol de oportunismo de David Rodríguez en el minuto 24 (0-2). El delantero madrileño tiró de veteranía para anotar su quinta diana del curso al aprovechar una incomprensible indecisión de los nazaríes, entre el central Nico van Rijn y el portero López, tras un centro lateral de Miguelete desde la derecha. 
 
La oportunidad más clara para que los granadinistas intentaran acortar diferencias antes del descanso llegó a la media hora. Un potente zurdazo de Sergio Rodelas, desde fuera del área, obligó a Vila a lucirse de nuevo al despejar el balón por encima del larguero. 
 
El técnico local Juan Antonio Milla realizó un doble cambio tras el descanso, introduciendo a los atacantes Eghosa Bello y Julito Martínez, para pasar a un sistema 1-3-5-2 en la segunda mitad. El Recreativo Granada solamente pudo inquietar a los visitantes forzando tres saques de esquina sin mayores consecuencias. 
 
Barrero también movió el banquillo. El primer cambio fue la entrada de Pastrana para aprovechar su velocidad en el contraataque ante los espacios que dejaban a su espalda los andaluces. El segundo exigido por la lesión muscular de Alarcón por el canterano David Ortega. La tercera ventana fue para una triple sustitución para amarrar el resultado con Jaime Sierra, Alberto Villapalos y Raúl González. 
 
El oficio defensivo del Baleares le sirvió para conservar el resultado, en una segunda mitad en la cual el filial del Granada solamente tuvo ocasiones aisladas y en disparos desde posiciones forzadas de Pablo Sáenz, Nils Mortimer, Julito o Eghosa ya en el tiempo añadido. 
 
RECREATIVO GRANADA: Adri López; Alejandro Ibarrondo (Eghosa Bello, m.46), Nico van Rijn, Miki Bosch (Julito Martínez, m.46), Philip Osei (Diego López, m.63); Dani Clavijo (Carlos Pérez, m.77), José Ramón Masllorens; Pablo Sáenz, Mario González, Sergio Rodelas y Adam Griger (Nils Mortimer, m.63). 
 
ATLÉTICO BALEARES: Ramon Vila; David Navarro, Juanra Gómez, Félix Ofoli, David Forniés; Toni Ramón (Jaime Sierra, m.88), Isaac Nana; Miguelete Ramírez (Víctor Pastrana, m.61), Armando Shashoua (Raúl González, m.88), Roberto Alarcón (David Ortega, m.72) y David Rodríguez (Alberto Villapalos, m.88). 
 
GOLES: 0-1: Miguelete (m.1). 0-2: David Rodríguez (m.24). 
 
ÁRBITRO: Escriche Guzmán (c. valenciano). Amonestó al local Diego López y a los visitantes Juanra Gómez, Toni Ramón y Armando Shashoua. 
 
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 14ª jornada en el grupo II de Primera Federación disputado en la Ciudad Deportiva del Granada C.F. 
 
 
San Fernando 4 - U.D. Melilla 1 
 
Los aficionados del San Fernando CD tienen que volver la vista muy atrás para recordar un partido que hiciese tan feliz a tanta gente. El San Fernando cumplió el trámite, dio buena cuenta del colista y consiguió la mayor goleada de lo que llevamos de temporada (4-1), sobre la U.D. Melilla. Y lo hizo en un partido que liquidó en dos momentos puntuales del mismo, al final del primer periodo y a principios del segundo. Lo demás, no tuvo más historia que el disfrute de los azulinos. 
 
El partido tenía el peligro de que pudiese complicarse ante las necesidades del Melilla, que los minutos, lógicamente, fueran haciendo aparecer los nervios en el cuadro local y con la intención de hacer el partido lo más largo posible plantearon el choque los de Juan Sabas. 
 
Alfredo Santaelena, otrora compañero de su colega en el banquillo cuando ambos exhibían sus cualidades en los terrenos de juego, planteó el choque con la clara intención de hacer daño por banda, con un cuatro-cuatro-dos bien establecido, con Biabiany y Nahuel en los interiores y Aquino, algo más retrasado, y Marcelo, en punta de remate. 
 
Con ello, es bien cierto que los melillenses inquietaron a los isleños algo más en la primera media hora de juego. Los de Sabas sabían que desestabilizar el marcador acomplejaría al rival y a punto estuvo de hacerlo en las dos primeras ocasiones del partido que llegaron en el 12 y 13 en remates de cabeza, la primera de José Enrique, que tuvo que entrar en el terreno de juego cuando solamente se habían disputado 9 minutos por la lesión de David García y la segunda de Suárez, que obligó a Fuoli a intervenir. 
 
El partido tenía guerra psicológica, tenía intensidad, tenía dudas y ofrecía, a las claras que el equipo que fuese capaz de romper el muro, de tirar la barrera, habría ganado tres cuartas partes del mismo. 
 
Y todo ocurrió, como se esperaba, en el tramo final de la primera parte. Fue el momento de los dos hombres que más desestabilizan en el equipo azulino, los dos hombres que están haciendo que el cuadro de La Isla siga sumando, los dos hombres que tienen metidos en el bolsillo a la afición de San Fernando, Biabiany y Aquino. 
 
Ellos se la guisaron y ellos se la comieron en el 41’. Un centro del francés, llegó al murciano que imprimió un testarazo, sin saltar, lejos de las posibilidades de que Javi Montoya pudiese hacer algo. El propio francés remató la faena antes de que ambos equipos se fuesen al vestuario. Una internada, un cambio de ritmo, un desborde y un penalti que él mismo iba a transformar. En un silencio absoluto, el delantero paró el tiempo para anotar el dos a cero que, prácticamente, sentenciaba el choque. 
 
La duda era saber si en la segunda mitad la reacción de un Melilla, que hoy por hoy, está muy por debajo del cuadro azulino, iba a darle un giro al partido. Pero Alfredo Santaelena, curtido en mil batallas, también dedujo que la clave de estos tres puntos estarían en el inicio del segundo tiempo y no dejó bajar la guardia a sus huestes a pesar de la diferencia en el marcador. 
 
Por eso los isleños salieron a por todas, por eso a los dos minutos de la vuelta al trabajo de nuevo Aquino hizo de las suyas, lo siguió Nahuel y lo sentenció Marcelo en boca de gol. Por eso, el tres a cero terminaba de hundir, si cabía más, al equipo de Melilla y por eso, en un visto o no visto el partido era dictado para sentencia. 
 
A partir del tercero, todo fue disfrutar, bajar un poco el listón, ver pasar los minutos y pasarlo bien con los suyos. Llegó el cuarto, pero antes pudo llegar en un remate de José Carlos que se estrelló en el poste. Llegó el momento de los aplausos y el reconocimiento a los protagonistas en las sustituciones de Biabiany y Aquino con el estadio isleño puesto en pie. 
 
Bien es cierto que el tramo final del partido se hizo algo largo, que el riguroso penalti daba a los de Melilla, que mucho tendrán que mejorar para salvar la categoría, el gol del honor y que finalmente el choque ante el colista se convierte en la segunda victoria consecutiva de un equipo que, en estos momentos, está más contundente y más ordenado que nunca, lejos de los puestos complicados de la clasificación y haciéndose grande por partido que disputa. Ante el Melilla el Iberoamericano estuvo de fiesta. 
 
SAN FERNANDO: Fuoli, Lillo Castellano, Carlos Blanco, José Carlos, Víctor Ruiz, David Ramos, Dani Molina (Fullana, 78’), Biabiany (Carlos León, 60’), Nahuel (Pau Martínez, 69’), Aquino (Dani Selma, 69’) y Marcelo (Ángel Sánchez, 60’). 
 
MELILLA: Javi Montoya, Pepe Romero (Gnali, 78’), David Suárez, Caro, Álvaro Yuste, Masogo (Cotén, 46’), Sidikki, Marchena (Vini Tanque, 46’), Miguel García (Cantarero, 78’), Matheo y Dani García (José Enrique, 9’). 
 
GOLES: 1-0 Aquino (41'). 1-0 Biabiany (47+, p.). 3-0 Marcelo (47'). 4-0 Aquino (66'). 4-1 Sidikki (86', p.). 
 
ÁRBITRO: González Páez (c. madrileño). Amonestó al local José Carlos (86’) y a los visitantes José Enrique (21’), Masogo (24’), Pepe Romero (30’) y David Suárez (90’). 
 
INCIDENCIAS: 2793 espectadores en el Iberoamericano de Bahía Sur. Antes de comenzar el encuentro se rindió un bonito homenaje a los familiares de Mari Carmen Sainz de la Maza, fallecida en los pasados días. Terreno de juego en perfecto estado. 
 
 
Linares Deportivo 1 - Intercity 1 
 
Buenas sensaciones dejó el Linares en este primer encuentro tras la salida del destituido Óscar Fernández. Llegaba un Intercity lanzado y estuvo a punto de salir derrotado. Era el regreso de Alejandro Sandroni e Ion Etxaniz a Linarejos. El empate supo a poco, vistos los méritos de mineros. 
 
Si muchas veces se aquejaba a la plantilla de no tener fluidez ofensiva y pecar de exceso de juego directo, con Pedro Bolaños se vio un jugo más del gusto de Linarejos y a un Linares que llegó a embotellar en muchos momentos a su rival, con el gol entre ceja y ceja desde el primer minuto. 
 
Bolaños apostó en su primer encuentro como interino por un sistema 4-4-2, con Corral y Casado en punta, Álex Oyón dejando la izquierda libre para las subidas de Varela y Llorente por la derecha. Rentero estaba sancionado y Bolaños puso a Tano, que salía de lesión, en el centro de la zaga. 
 
Primeros minutos muy parejos y con el Linares jugando sin prisa, buscando los centros laterales como principal recurso. La primera buena la tuvo al cuarto de hora en el área Oriol Soldevilla, rematando a bocajarro un centro desde la izquierda de Cristo, que Ernestas despejó con reflejos. 
 
La respuesta minera fue un zapatazo de Corral desde la media luna, que le salió más centrado de lo que quería. después, en una buena acción de conducción y técnica de Oyón, Tano llegó desde atrás buscando la portería, detuvo Herrera, y en la siguiente acción vino un centro de Varela para que cabecease Llorente, atrapó también el meta. 
 
Piñán quitó que se sacudieran la presión los alicantinos con un disparo escorado lateral, que se fue junto al palo. Pero era el Linares el que se veía más cómodo y en el 37 llegó la contra de Llorente por el centro, apertura para Corral en el carril zurdo y devolución en la media luna para que Rafa Llorente metiese un latigazo junto al palo izquierdo de Manu Herrera, que no pudo atajar la bola en su estirada. 
 
Duró poco la alegría, aunque los de Bolaños apretaron en busca del segundo, a la contra empató en Intercity. Conducción por el centro de Piñán, apertura a la izquierda para Cristo Romero, que metió un zapatazo potentísimo al palo corto de Ernestas, que se vio sorprendido. Con el 1-1 acabó la primera parte, no sin antes dar un último susto el cuadro de Sandroni, un libre directo ejecutado por Soldevila que hizo a al portero lituano mandar la bola a córner. 
 
Empezó la segunda mitad con el Linares mostrando otra cara en acciones ofensivas que no se le había visto esta temporada. Corral le metió un pase a Perejón en el área y el remate de primeras de Perejón lo salvó Herrera con una gran estirada. Por momentos embotellando los mineros al rival. Hugo Díaz apareció por la izquierda y buscó un centro chut que no llegó a empujar por poco Corral. 
 
Sandroni quería recuperar el control del partido. A la hora, se fueron Soldevila y Etxaniz, dejaron su puesto por Moha y Pol Roige. Dio un paso adelante el Intercity y en una jugada embarullada, Guillem acabó mandando un remate con mucha comba al travesaño. 
 
Pedro Bolaños movió ficha también, quitando a Oyón y Corral por Alberto Moreno y Teddy Campbell. De esta forma, sumaba más efectivos al medio campo el Linares. Llorente con una pared con Teddy, se plantó en el área y mandó el disparo cerca del palo. 
 
Uno de los mejores del partido, Jon Cebeiro, dejó su puesto a Burlamaqui. Después entraron Belotti y Nsue por Piñán y Xemi, toda la pólvora dentro. En el Linares entró Pepe Mena por Javi Duarte, que había hecho un gran trabajo de desgaste. Había entrado el partido en una fase más igualada. Ortuño y Berlanga cerraron las rotaciones mineras por Varela y Llorente, muy aplaudidos, para los últimos 10 minutos. 
 
El Linares estuvo mejor, llevando el final de partido al campo del Intercity, muy bien en la recuperación y obligando al rival a acumular jugadores cerca de su área. La tuvo para ganar el partido, centro de Berlanga y remate fuera de Hugo Díaz. 
 
LINARES DEPORTIVO: Ernesto, Varela (Berlanga, minuto 82); Molina, Tano, Dani Perejón, Rodri, Javi Duarte (Pepe Mena, minuto 73); Alex Oyón (Teddy, minuto 61); Hugo Díaz, Rafa Llorente (Fran Ortuño, minuto 82) y Samu Corral (Alberto Moreno, minuto 61). 
 
INTERCITY: Manu Herrera, Guillen, Vadik, Álvaro, Eneko, Cebeiro (Burlamaqui, minuto 68); Xemi, Soldevilla (Moha, minuto 57); Cristo Romero, Aarón Piñán (Nsue, minuto 76) y Etxaniz (Pol Roigé, minuto 57). 
 
GOLES: 1-0. Rafa Llorente (37'). 1-1. Cristo Romero (44'). 
 
ÁRBITRO: Figueiredo Comesaña (c. gallego). Amonestó a los locales Samu Corral y a los visitantes 
 
INCIDENCIAS Encuentro correspondiente a la decimocuarta jornada de Liga disputado en el Municipal de Linarejos, con unos 2500 espectadores en las gradas. 
 
 
Real Murcia 1 - Málaga 4 
 
El Murcia de Pablo Alfaro tampoco sabe ganar. El Málaga torturó a los grana, que se quedan a cinco puntos del 'play off'. Se cumplió la maldición del estadio en efervescencia. Cuando el campo está con mitad de aforo o más, no gana desde 2014. Doce partidos seguidos. 22.916 espectadores llenaron de color el estadio Nueva Condomina-Enrique Roca.  
 
El gol madrugó. Solo se habían gastado treinta y cuatro segundos cuando una mano dentro del área del Málaga le brindó la oportunidad al Murcia de colocarse por delante. Y Guarrotxena no la desaprovechó. Envió la pelota a un ángulo imposible para el portero. Todo empezaba bien. Pero el conjunto de Sergio Pellicer se apropió de la pelota y encajonó a los grana. Genaro enganchó un balón que llegaba desde la esquina. 1-1 y vuelta a la casilla de salida.  
 
El comienzo de la segunda parte trajo una mala noticia. Murillo, sin oposición, remató dentro del área. El Málaga le daba la vuelta al marcador, gracias a los regalos de una defensa dadivosa. Pablo Alfaro movió el banquillo, dándole pista a Pedro León, que reaparecía, y a Rodri Ríos. Pero el conjunto andaluz golpeó hasta en dos ocasiones, para colocar un sonrojante 1-4 en el marcador.  
 
El Murcia, desordenado, tirando de corazón, intentó darle maquillaje al resultado. Poco más podía hacer. Estaba sentenciado. No podía ocurrir nada bueno. Y no ocurrió. Fue expulsado José Ángel Carrillo, por una entrada destemplada que le costó la tarjeta roja directa. No estará en la siguiente cita Isi Gómez, con posible fractura del antebrazo.  
 
MURCIA: Manu García; Sergio Santos (Álex Zalaya, m.68), Marcos Mauro, Alberto González, Andrés López; Imanol Alonso, Isi Gómez (Tomás Pina, m.45), Arturo Molina (Rodri Ríos, m.58), Dani Vega (Pedro León, m.58); Iker Guarrotxena y José Ángel Carrillo. 
 
MÁLAGA: Alfonso Herrero; Jokin Gabilondo, Nelson Monte (Galilea, m.46), Murillo, Dani Sánchez; Genaro, Manu Molina, Juan Hernández (Larrubia, m.67), Dani Lorenzo (Antoñito Cordero, m.81), Kevin, Víctor García; y Roberto (Dioni, m.67). 
 
GOLES: 1-0, M.2: Iker Guarrotxena, de penalti. 1-1, M.9: Genaro. 1-2 , M.47: Murillo. 1-3, M.62: Dani Lorenzo. 1-4, M.65: Roberto. 
 
ÁRBITRO: Gonzalo Sánchez (c. extremeño). Amonestó amarilla a los locales Marcos Mauro, Iker Guarrotxenaa, Dani Vega y Álex Zalaya y al visitante Genaro. Expulsó al local a José Ángel Carrillo (91'). 
 
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de la Liga en el grupo 2 de la Primera RFEF de fútbol que se disputó en el estadio Enrique Roca de Murcia ante 22.916 espectadores, medio millar de ellos desplazados desde Málaga.  
 
 
Algeciras 2 - At. Madrid B 2 
 
El Algeciras sumó un empate contra el Atlético de Madrid B en un partido que en el 99% de las veces hubiese perdido. Lo normal es que el rival te marque a puerta vacía en el minuto 94 cuando se la pones en bandeja, pero el colchonero Maroto marró una de esas ocasiones inconcebibles que a veces se fallan en este bendito deporte. Como la de David Martín contra el Sanluqueño o más clara incluso. El equipo de Lolo Escobar sobrevivió al desorden, al desequilibrio originado por la ausencia de Eric Montes, que, si alguien lo dudaba, es la correa de distribución que da sentido a este Algeciras. 
 
El Algeciras sacó tajada en su partido más anárquico, en el más errático de la temporada, en el que más concedió. Los rojiblancos, uno de los que menos goles han encajado de la Primera Federación, dieron una sensación de vulnerabilidad impropia de un conjunto que lleva toda la liga codeándose en las alturas. 
 
El Algeciras se recompuso durante la marcha, se levantó dos veces tras verse atrás y se quedó con un empate que le deja con 23 puntos, más cerquita de la permanencia y al lado de ese balcón de privilegiados del play-off de ascenso. Los rojiblancos se quedan sextos, igualados con el Ceuta y el Intercity, a un solo punto de la quinta plaza que ostenta el Antequera, el próximo rival para más aderezo. 
 
El Algeciras salió con su once más reconocible, pero con la obligada variante por la baja del sancionado Eric Montes. Lolo Escobar optó por meter al central Yac Diori en esa demarcación por delante de la retaguardia. El internacional de Níger se emparejó en el medio con Borja Fernández y Admonio se mantuvo como central con Juan Rodríguez, homenajeado en un emotivo minuto de silencio por el fallecimiento de su padre. El resto del equipo, lo habitual. 
 
Los rojibancos encajaron pronto, casi a las primeras de cambio cuando en el minuto 8 Sergio Guerrero filtró el balón por el medio, Admonio falló y Diego Bri cruzó para adelantar a los colchoneros. Tras el jarro de agua fría, los locales trataron de mantener el plan inicial y llevar el peso, pero se mostraron muy nerviosos en campo propio, especialmente Admonio. El Algeciras estaba como fuera de sitio. 
 
Escobar ajusta sobre la marcha 
Lo más sorprendente llegó desde el banquillo de casa porque en el minuto 19 Escobar recompuso la formación aprovechando un parón del juego. El técnico retrasó a Marino al mediocentro, puso a Diori en su sitio y mandó a Admonio a la banda derecha, por detrás de Roldán. Diego Esteban subió a presionar arriba con el capitán. Revolución sobre la marcha y poco habituales durante un partido, más que nada por el orgullo de los entrenadores. 
 
Con más sentido sobre el campo, el Algeciras tuvo su primera oportunidad en el minuto 24 en un pase perfecto de Iván que Zequi remató de primeras a las manos de Iturbe. Dos minutos después, los algeciristas celebraron el empate gracias a un disparo Diego Esteban con una especie de vaselina inalcanzable para el meta del Atleti. 
 
El júbilo en el Nuevo Mirador duró poco porque pasada la media hora el filial golpeó de nuevo. Otro error, otra concesión. Sergio Guerrero chutó desde muy lejos, potente, Lucho no atajó y Niño rebañó el rechace para hacer el 1-2. Vuelta a empezar. 
 
Los rojiblancos buscaron reponer las tablas en la recta final de un primer tiempo que se prolongó muchos minutos. Lo más cercano que lo tuvieron fue en el 37' con un chutazo de Tomás que repelió Iturbe fuera de su zona de peligro. 
 
El Algeciras retornó del intermedio con la intención de dar continuidad a la manera con la que había igualado momentáneamente, pero se topó con un Atleti B arrojado y consciente de que donde llevaba enorme peligro era en campo contrario, sobre todo por los costados con Bri y El Jebari. 
 
En el minuto 55 perdonó el Atleti B en una contra tras fallo de Diori en la que Niño y Bri no acertaron con el marco de Lucho. Escobar metió los primeros cambios en el minuto 65. El técnico tiró de Sardinero y Javi Cueto para buscar un revulsivo arriba, donde la mecha parecía que se había apagado. Los rojiblancos tenían toda la carne en el asador y el filial dio un pasito atrás. 
 
Fue así como al filo del 70' el capitán Iván metió el cuero con intención al centro del área, falló la zaga atlética y allí apareció Javi Cueto para marcar, ante su ex, su primer gol con el Algeciras. Lo celebró con rabia el ariete, que estuvo donde tiene que estar un 9. 
 
No tiró la toalla el filial de Tevenet, que quemó sus cartuchos con un triple cambio para los diez últimos minutos. Y en el último suspiro pudieron llevarse los tres puntos los de Madrid, en una contra inaceptable en el minuto 94, pero Maroto echó fuera lo que parecía un gol cantado con la portería vacía. El resoplido en el estadio de La Menacha se tuvo que escuchar en toda la Bahía. 
 
ALGECIRAS: Lucho García; Roldán, Diori, Admonio (Sardineor, 65'), Juan Rodríguez, Tomás (Merchán, 87'), Borja Fernández, Marino (Javi Cueto, 65'), Iván Turrillo, Diego Esteban (David Martín, 87') y Zequi. 
 
ATLÉTICO DE MADRID B: Iturbe; Joel Arumí (Dani Martínez, 92'), Marco Moreno, Kostis, Pablo Pérez (Boñar, 80'), Assane, Gismera, Guerrero (Cala, 80'), Niño (Nabil, 69'), El Jebari (Maroto, 80') y Diego Bri. 
 
GOLES: 0-1 (8') Diego Bri. 1-1 (26') Diego Esteban. 1-2 (32') Niño. 2-2 (68') Javi Cueto. 
 
ÁRBITRO: Antonio Alberola Rojas (c. castellano-manchego). Amonestó a los locales Tomás (42'), Iván (71'), Cueto (84') y a los visitantes Pablo Pérez (44'), El Jebari (45'), Guerrero, (71') y Gismera (94'). 
 
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 14ª jornada liguera del grupo II de la Primera Federación, disputado en el estadio Nuevo Mirador de Algeciras. Antes del inicio se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del padre del jugador local Juan Rodríguez.


Autor: recre.org

Opina sobre esta noticia

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Whatsapp